A bordo

Salud a bordo

Infórmese a continuación sobre todas las cuestiones relacionadas con la salud y cómo volar de forma relajada.

Advertencias generales

Fumar a bordo

Todos los vuelos Condor son vuelos de no fumadores. Comprenda que con ello cumplimos los deseos de los clientes de un entorno libre de humos en el avión.

Lamentablemente, el uso de cigarrillos electrónicos tampoco está permitido a bordo.

Desfibriladores

Toda la flota Condor está equipada para situaciones de emergencia médicas, como p. ej. fallos cardíacos con desfibriladores. Un desfibrilador analiza automáticamente el ritmo del corazón. Si detecta una fibrilación ventricular de riesgo, se lleva a cabo la inducción de una descarga eléctrica reanimadora activada por el auxiliar pulsando un botón.

El personal de cabina de Condor está formado sobre el empleo de desfibriladores gracias a las formaciones regulares.

Desinsectación a bordo

Las autoridades sanitarias de algunos países prescriben a todas las compañías aéreas rociar en la cabina antes o después de aterrizar el medio «Standard Reference Aerosol» (SRA), declarado inocuo y saludable por la Organización Mundial de la Salud. Este producto está compuesto por la sustancia activa piretrina natural, un extracto de crisantemos que se disuelve en pocas horas.

Con esta medida debe evitarse que se introduzcan las enfermedades animales o vegetales. Los siguientes destinos prescriben la desinfección en la cabina: Barbados, Cuba, India, Jamaica, Madeira, Mauricio, Maldivas, México, Seychelles y Trinidad/Tobago.

Prevención sanitaria

Como pasajero, infórmese a tiempo sobre las vacunas contra infecciones y de inmunización, así como de medidas profilácticas. En caso de duda, consulte a un médico sobre los riesgos de trombosis y de salud.

Recibirá información general de las autoridades sanitarias, médicos especializados en medicina de viaje, médicos tropicales, servicios de información sobre medicina de viaje o en la Central Federal para la Información Sanitaria

Consejos para volar relajadamente

Puede hacer esto:

  • ¡Beba mucho! Pues el aire en el avión es muy seco. Además de la oferta a bordo, también le recomendamos llevar consigo una botella de agua. Puede adquirirla en el aeropuerto tras pasar el control de equipaje de mano. En nuestros vuelos de largo recorrido encontrará una botella gratuita de agua en su asiento.
  • Viaje con ropa cómoda que no le oprima. El calzado cómodo y los calcetines gordos mantendrán sus pies calientes durante el vuelo.
  • Lleve consigo en la cabina ropa cálida o una pequeña manta. Algunos pasajeros pueden notar el aire acondicionado a bordo frío.
  • Para dormir más cómodamente durante el vuelo le recomendamos utilizar un antifaz y una almohadilla para el cuello.

  • Si está resfriado: antes de despegar utilice gotas nasales y beba más agua de lo normal. De este modo, la nariz se mantendrá despejada y el oído podrá regular mejor la presión al despegar y al aterrizar.
  • Un avión se sacude o a veces hace ruidos a los que no está acostumbrado. Esto es algo totalmente normal y, por lo tanto, no es un motivo de preocupación.